top of page
Buscar
  • Foto del escritorLuis García Prieto

#53 Caminatas Intergeneracionales y RCBP

Las comunidades unidas son las que mejor gestionan sus recursos. La colaboración y la participación activa entre asociaciones, entidades públicas e iniciativas privadas es, casi seguro, garantía de éxito. Y en este caso así ha sido. Un proyecto tan interesante como Caminatas Intergeneracionales se puso en contacto con nosotros para colaborar y aprovechar los recursos de la web, ampliando su radio de acción. Este proyecto, que parte del Área de Fisioterapia del Campus de Ponferrada de la Universidad de León, pretende unir a alumnos con personas mayores dinámicas y entusiastas que salen a caminar, a hacer ejercicio y a relacionarse entre ellos y con su entorno. Ahí entramos nosotros desde RCBP, utilizando las rutas incluidas en la web. En colaboración con la Concejalía de Mayores y Participación Ciudadana del ayuntamiento de Ponferrada, se ha desarrollado un proyecto piloto, utilizando el bus urbano para ir más lejos, conocer otros pueblos, andar por el monte, y recorrer distancias más largas utilizando este servicio público. Hemos realizado 4 rutas adaptadas y diseñadas específicamente para que no solamente se camine sino que además se conozca el notable entorno natural, patrimonial y artístico en el que se desarrollan.

De esta manera, un 17 de diciembre de 2022 nos fuimos a Los Barrios, esa tríada maravillosa que tenemos al lado de casa, con sus iglesias, sus casonas del vino y maravedíes, e historias que aún resuenan; de maquis y las mujeres que les acompañaron, con vidas de película que nadie querría vivir. Lombillo y su mirador sobre los Aquilianos. Salas y su pasado y presente vitivinícola, con su abad Rincón y su ventana geminada. Y la singular Villar, con sus escudos y balcones, guardián del soto de san Félix.

Ya en el 2023, en un día de marzo gris, subimos desde San Lorenzo por el Camino Panderón, para transitar junto al río Oza antes de fundirse con el padre Sil. Con los almendros ya en flor, haciendo parada en San Esteban, cabeza del ayuntamiento de la mítica Valdueza. Con sus casonas de los Valcarce, los Ron, sus molinos harineros y un recuerdo a Gil y Carrasco en el barrio de Agadán. Y esperando el bus en Toral de Merayo, con la mejor compañía entre cafés, cañas, tortilla de patatas con su palillo y aguas. Que los pueblos también viven de los turistas, aunque estén a 10 paradas de casa en el SMT.

Y entonces llegó la floración del cerezo. Un 15 de abril subimos por el Camino del Barro, saliendo de Toral de Merayo, para pisar y oler la Vega de Rimor, engalanada de verde y blanco, por las laderas del Torullón. Había que aprovechar esa sakura berciana, deleitarse con la visión de la flor de este árbol singular, que infunde vida y alegría. Y entrar en la magnífica iglesia de San Jorge, y comer la rosca de Rimor del Colmado de Tita.

La cuarta y última excursión de este curso académico de bota y bonobús, fue a las Barrancas de Santalla. Tras cruzar el siempre hermoso puente de Villaverde de la Abadía, un sentido canto a la madre naturaleza, con la voz de María Lozada, una bióloga colombiana que nos acompañó. Atravesando un soto de castaños en flor y saludando al Templario en Posición de Guardia, en Priaranza del Bierzo. Parada y comida de fraternidad, que había que brindar por que nadie se lastimó en las excursiones, ni picaron las abejas o nos salió el oso al encuentro. Seguimos en el sentido contrario al Camino de Invierno, subiendo al Torullón, rumbo a Toral de Merayo donde esperar el bus urbano que nos devolviera a la ciudad.

Ha sido muy enriquecedor descubrir cosas juntos, historias y confidencias, que andar también abre la mente en forma de palabras. Ellas y ellos nos han enseñado muchas cosas igualmente. Ha sido un placer disfrutar de los caminos oxigenados, verles superar sus dificultades físicas y todo lo que pueden aportar en nuestra sociedad. Un ejemplo de entusiasmo y superación que los mayores enseñan.

Agradecer a Beatriz Alonso-Cortés Fradejas, profesora de fisioterapia del Campus de Ponferrada, sin cuyo entusiasmo y determinación esto no hubiera sido posible (necesitamos más Beatrices en el mundo y menos de esos que ya todos sabemos). A la concejala de Mayores, María Luisa Varela Fuertes, por su compromiso. Y a Carmen Rodríguez Prada, coordinadora de las Caminatas Intergeneracionales del Ayuntamiento de Ponferrada, que facilitó esta experiencia con su buen hacer y profesionalidad.

Ojalá nos veamos el curso que viene.

¡Subamos al bus y caminemos!

110 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page